Poesía a las Mujeres


"SULTANA JAYA"







Es una valiente mujer saharaui, quien por defender la justicia, la libertad y la paz de su pueblo, ha sido víctima de torturas y toda clase de vejámes, a manos de las fuerzas de represión militar del gobierno diabólico de Marruecos.

Marzo es el mes "Internacional de la Mujer" y con este poema, desde Venezuela, quiero rendirle tributo a la resistencia de esta mujer heroíca y defensora de los derechos humanos de su pueblo:


SULTANA:
Mujer valiente y persistente.
Tu resistencia hace que el feroz enemigo
se sienta tan vil como el veneno de una serpiente,
y ataca sin piedad a tu pueblo.

Tu resistencia es amor, es vida, es libertad.
Tu resistencia es lucha, es esperanza, es paz.
El enemigo no te lo perdona.

Tu bandera ondea desde el clamor de tu pecho.
Tu bandera se hace ternura,
se hace solidaridad,
se hace valentía...
cuando estás junto a tu pueblo,
dándo la cara ante el enemigo.

¡La ONU se hace inmoral,
insensible y hasta miserable!
El odio del gobierno marroquí
se esparce sobre tus hombres y mujeres,
matándolos con saña y violencia.
¡Aún creen que El Sahara es de su propiedad!

¿Dónde está El Vaticano, me pregunto?
¿Dónde están La ONU,
La Unión Europea,
La Liga de Naciones Árabe,
La UNICEF...
¿Dónde están todos ellos y son incapaces
de enfrentar al criminal gobierno de Marruecos,
ante la violación del pueblo saharaui?

¡Qué todos los sepan!
Es un pueblo hermano,
del que sufren y mueren sus niños,
hombres y mujeres.
¡Lo peor es que la humanidad lo desconoce!

¡SULTANA, SULTANA!
¡Así es el nombre de Caracas!
¡La Sultana del Ávila!
Sultana es cada mujer caraqueña
que abraza el sol del nuevo día,
y es hermosa cuando lucha con entusiasmo
al ver los rostros de sus hijos,
llenos de felicidad.

¡SULTANA, SULTANA!
Las mujeres de mi pueblo
te acompañamos en tu digna resistencia,
porque tu belleza se irradia de verdad,
con valentía y esperanzas!

Qué mi humilde verso
también te acompañe,
en la hora del combate por la vida y por tu pueblo.
¡Y si Dios existe,
que te proteja junto a tu pueblo!

(Caracas, 24 de marzo de 2013)



LA HEROINA JUDIT


«Todo el pueblo quedó fuera de sí, lleno de estupor; y postrados adoraron a Dios, diciendo todos a uno: "Bendito seas Dios nuestro, que hoy haz aniquilado a los enemigos de tu pueblo". Y Ozías dijo a Judit:

¡Bendita seas, hija, por el Dios Altísimo
más que todas las mujeres de la tierra!
Y bendito sea Dios, el Señor,
que creó los cielos y la tierra,
el cual te dirigió a cortar la cabeza
del jefe de nuestros enemigos.
Porque tu confianza
jamás se apartará del corazón de los hombres,
que se acordaron para siempre del corazón de Dios.
Qué Dios te conceda, para tu eterna exaltación,
y te colme de bienes,
porque no vacilaste en exponer tu vida
por evitar la humillación de nuestra raza,
sino que haz conjurado nuestra ruina
con tu recto proceder ante nuestro Dios!»
(Judit, 13: 17-20)
**************************************************
                                                                       
            ¡Judit, Judit! ¡Mujer valiente!
            ¡Heroína combatiente!
            Que cortaste la cabeza
            a un rey insolente.

            ¡Mujeres como tú
            luchan por el mundo entero!
            En este mundo perdido y cruel,
            dando su vida primero.

¿CUANTAS MUJERES MARTIRES, HAN DADO SU VIDA Y HAN DERRAMADO SU SANGRE  POR  NUESTRO PUEBLO?

            - Cuando luchan por los Derechos Humanos:
              Por no acallar al pueblo la voz.

            - Cuando se esfuerzan en unir al pueblo como hermanas y hermanos:
              Por vencer el odio y la maldad atroz.
           
            - Cuando reclaman justicia e igualdad:
             Por combatir las injusticias y  humillación.
            - Cuando exigen buen trato y respeto:
              Por acabar con el egoísmo y explotación.

            ¡Han sido un verdadero ejemplo!
            Mujeres llenas de constancia y valor.
            El Señor las ha escogido
            como a ti Judit,
            para salvarnos de la perversión.

            Mujer de lucha y perseverancia:
            En este mundo perdido,
            la fe y esperanza
            son dos cosas que la humanidad alcanza:

            Por ver nacer algún día
           
            - El bien y no el mal
            - El amor y no el odio
            - La valentía y no la cobardía
            - El compartir y no el egoísmo
            - La igualdad y no la humillación
            - La paz y no la guerra...

            ¡Judit, Judit!
            Mujer elegida del pueblo de Dios:
            ¡Qué se multipliquen en este mundo
            heroínas como tú!
            ¡Que dan la cara contra el mal!
           
            ¡Bendita seas por siempre
            y el pueblo te aclame a ti!
            ¡Benditas sean las mujeres que dan su vida
            y luchan por una Patria sin fin!


           
            SIBONEY DEL REY (Autora)
           Caracas, Lunes 18 de Noviembre de 1.996 (Día de la Virgen de la Chiquinquirá).


          
HOMENAJE A LA MUJER LATINOAMERICANA

“La dignidad de la mujer,
vale más que todo el  oro del mundo”
FIDEL CASTRO.
Mujer,
levántate y mira el nuevo amanecer:
El sol es la esperanza de cada mañana.
El aire que respiras, es la fuerza y el aliento que recibes.
¡Ven camarada y amiga!
¡Ven mujer de América Latina y de El Caribe!
Únete conmigo,
y verás que juntas enlazamos el amor,
como enlazar la sonrisa a una flor.

 ¡MUJER DE MI TIERRA HERMANA:
ERES LA AMIGA Y NOVIA,
MADRE, ESPOSA E HIJA,
DE LA PATRIA GRANDE Y SOBERANA!

Rompamos las barreras y obstáculos
que detienen el avanzar de nuestra vida.
¡Fuera el odio y la violencia!
Donde nuestras víctimas inocentes
pagan las inclemencias del mal en peor.
¡Fuera el hambre y la pobreza
que se multiplican sin piedad!
¿Cómo sufren tus hijos
al no tener cada día su pan?
¿Qué será de ti misma?
¿Qué serán de ellos en el mañana?
¿Un desalmado delincuente?
¿O el peor criminal de todos los tiempos?
Si no tuvieron un padre ejemplar,
¿Qué se puede esperar?
Si nunca les impartieron un buen ejemplo de hogar,
atenciones, estudios, bendiciones...
¿dónde estarán?
Y ese padre machista e indignante,
¿Cuándo desaparecerá?

¡MUJER DE MI TIERRA HERMANA:
ERES LA AMIGA Y NOVIA,
MADRE, ESPOSA E HIJA,
DE LA PATRIA GRANDE Y SOBERANA!


Luchadora de nobles ideales:
El futuro está en tus manos,
¡No lo dejes morir!
Eres la base primordial
de esta sociedad.

¡Bondadoso fue Dios cuando creó a la mujer!
Fruto de la vida,
esperanza del amanecer.
Qué tu padre, hermano, esposo, amigo, hijos...
te admiren, te respeten  y te valoren

No te dejes vencer
del indigno explotador,
del padre que nunca te vio,
del esposo machista,
del hijo desagradecido,
del amigo desleal...

Lucha con optimismo,
trabaja con lealtad,
esfuérzate por mantener tus ideales bien altos,
porque así, tu felicidad encontrarás.

 ¡MUJER DE MI TIERRA HERMANA:
ERES LA AMIGA Y NOVIA,
MADRE, ESPOSA E HIJA,
DE LA PATRIA GRANDE Y  SOBERANA!

Mujer que vives en el apartado campo,
en el humilde barrio o en la lujosa mansión,
¡No importa donde vengas!
El futuro lo haces y lo labras tú.

¿Cuántas mujeres mártires,
han sacrificado su vida al servicio de nuestro pueblo?
Que batallaron, y aún siguen en la pelea con lealtad.
Aquellas que derramaron su sangre, sudor y lágrimas,
por ver el sueño de esta tierra
llena de justicia y dignidad.

¡Qué suenen los tambores!
¡Qué retumben sin parar!
A la mujer negra,
También le quiero cantar,
porque en esta sociedad  indiferente
te quieren discriminar.

Quiero que se unan las culturas
que forman nuestra identidad,
enlazadas con amor y solidaridad.

¡Adelante mujer indígena!
¡Levanta tu voz por tus derechos!
Esta sociedad te quiere callar,
pues tu raza nunca morirá.

Han pasado más 500 años de lucha,
¿Y por tu pueblo que han hecho?
Orgullosa ha de sentirse esta tierra,
porque fuiste la primera que habitó en este continente.
Por desgracia,
fuiste víctima del maltrato y vejaciones.
Hasta el sol de hoy,
¿Qué historia quedará?

Adelante mujer indígena:
alza tu frente y camina conmigo,
pues mi canto es para ti,
porque florecerá en amor y en alegría.

¡MUJER DE MI TIERRA HERMANA:
ERES LA AMIGA Y NOVIA,
MADRE, ESPOSA E HIJA,
DE MI PATRIA GRANDE Y SOBERANA!  

¡Aquí mi cantar nunca muere!
¡Es para ti mujer de la tierra digna!
!Qué suenen himnos de alegría
y bailemos al son de la utopía!

¡Ven hermana y camarada!
¡Ven mujer de América Latina y Caribeña!
Únete conmigo
y verás que juntas enlazamos el amor,
la justicia y la libertad.

 
Caracas, marzo 1999.
SIBONEY DEL REY (autora)
MI LINDA REVOLUCIONARIA


Mi Linda Revolucionaria,                              
Luchadora de la Esperanza:                             
¡Tu belleza se irradia,                                     
por una noble y justa causa!                           
Eres la abanderada                                      
de un pueblo enardecido,                           
que tanto ha sufrido.                                      
¡Pero estás ahí,                                              
llena de corazón y desafío!                             
                                                                                     
Gestadora de la Solidaridad:                           
¡Fuerte es tu espíritu,                                     
tan indómito como el mar!                             
Admirable es tu sentimiento                           
porque compartes un mismo ideal.                                                                                         
Rebelde es tu amor,                                       
gracia y libertad.
Todo lo das, sin nada a cambio;                     
por un pueblo que exige hoy                           
justicia y lealtad.                                            
                                                                       
Rebelde es tu alma,                                         
fortaleza y alegría:                                          
Luchas por un pueblo                                      
sin miedo y con valentía.
                                                                       
Rebelde es tu encanto,                                                
que se transforma en grito:                          
¡Clamor que es un canto                                 
con amor a Jesucristo!
El glorioso Comandante,
quien nos dejó un ejemplo constante.


Mi linda Revolucionaria,
Sembradora de la paz:
¡Es tu voz, canto y poesía,
el ánimo que a tu pueblo das.
Flor de la Dignidad:
¡De los poderosos,
no te dejes engañar!
Porque como precio pagarás,
toda la burla y humillación
que soportarás.
Viento de la Libertad:
¡No desmayes tu empeño!
¡Llénalo de bondad y de luz,
hacia un pueblo
que es tu cielo azul!


Guerrera de un bien común:
Tomadas de la mano
y enlazados con el corazón,
de camaradas y hermanas,
clamaremos a viva voz:
¡Un pueblo unido,
jamás será vencido!


Mi Linda Revolucionaria,
Luchadora de la Esperanza:
¡Tu belleza se irradia por una noble
y justa causa!




SIBONEY DEL REY (Autora)
 Caracas, 02-04-2000





COMPAÑERA DE LA ESPERANZA


Dedicado a mis leales compañeras de luchas y bellos sueños.
De invalorables sentimientos y del compartir.
Compañera de la esperanza,
de la lucha y la victoria:
¡Juntas sembramos la vida,
en semillas de virtud y gloria!

Compañera de mil cantos,
de risas y de llantos:
¡Brotados en alegría,
dulzura y encanto!
Así enlazamos el sentimiento,
armado de valor y entusiasmo,
porque la lucha es inmensa, no es vana.

¡Por una noble y justa causa!
¡Ven conmigo compañera de la esperanza!
A batallar con dignidad,
las cosas que día a día se alcanzan.

¡Aunque no tengamos riquezas,
títulos ni preferencias!
¡Vale más un corazón
y ese espíritu de entrega
lleno de solidaridad y amor!

¡Qué riqueza espiritual
brillará en nosotros dos,
el dar una mano por los demás,
como así lo quiere Dios!
¡Una mano unida, franca
e incondicional!
Gesta de una lucha,
que jamás morirá.

Compañera de la esperanza:
tus hijos y los míos
con la  semilla que sembramos hoy,
mañana lo recogerán.
¡Apreciando lo bueno,
y luchando con dignidad!
Compañera de la esperanza:
¡Unidas por siempre!




SIBONEY DEL REY (Autora)
Caracas, 22 de junio de 2000 (Día del Corpus Christi)

HEROÍNAS DE UN PUEBLO
HEROÍNAS DE BANMUJER

“Poema dedicado a dos mujeres que se armaron de valor y perseverancia.
Banmujer nunca olvidará la labor
 que prestaron al servicio de nuestro pueblo.
A DIGNA LOBATÓN y MARI LEIDA HERRERA,
que el Todopoderoso desde el cielo,
las conduzca a la eterna gloria”
 (Siboney)
            Como fiel servidoras de un pueblo,
            iban dispuestas a trabajar.
            ¡Cargadas con un espíritu de entrega,
lucha  y  admiración!
            ¿Quién iba a pensar que una desgracia les quitara la vida?

            Se nos fue Digna,
            se nos fue Mari Leida,
            y Banmujer nunca olvidará
            aquella hermosa labor que al pueblo brindaron:
            “Recorriendo cientos y cientos de kilómetros,
            para llegar al caserío abandonado,
            ¡sorpresa para las mujeres tan pobres
            que  Banmujer a sus puertas han tocado!
            Atendiendo infinitas situaciones,
            trabajaban estas promotoras con valor armado.
            ¡Lástima que ningún organismo del Estado
            en tiempos anteriores,
            tan noble y leal labor fueran ejercitado!”
           
El cielo llanero se cubre de llanto y dolor
tras la partida de ustedes.
            En la tierra de la Coromoto,
            su luz divina reposará para siempre.

Digna y Mari Leida,
            dos promotoras que en nuestro recuerdo
            su trabajo quedará marcado.
            Seres llenas de entusiasmo,
            alegría  y dedicación,
            quienes devolvieron la felicidad
a los rostros de tantas mujeres humildes:
            recibiendo sus créditos,
            y se transformaban sus sueños,
en hermosa labor.
Digna y Mari Leida:
Heroínas del pueblo,
Heroínas de Banmujer
sus ejemplos de lucha jamás se olvidarán.
¡Duerman en paz!

          SIBONEY DEL REY (Autora)

          Caracas, 03 de diciembre de 2001.



PALESTINA

En tierras muy lejanas
está naciendo una niña,
cuya madre se siente muy feliz
y que al mundo será bienvenida.

En tierras muy lejanas
lloran tantos niños y niñas de dolor,
sienten la terrible guerra,
y desean la paz hoy.

¡Esa es Palestina!
la vemos triste y herida.
¿Dónde estará la paz
que nos llene de alegría?

Ya nació la niña bella
en tierras muy lejanas,
y se llamará Palestina:
pues su madre la amamanta de esperanza.

¡Palestina, Palestina!
tu nombre será la paz,
que se reviste con ternura
y con otros niños y niñas la derramarás.

Tu nombre es bendito
por un pueblo que brillará en verdad.
Eres la Tierra Prometida,
que Dios con amor te dará.

¡Palestina, Palestina!
no quiero que llores más.
Tus hombres y mujeres
lucharán por una causa de verdad.

¡Palestina, Palestina!
que se acabe tu dolor,
pues los niños y niñas de tu pueblo
te soñarán con mucho amor.

¡Palestina, Palestina!
en otras tierras naciste tú,
¡hermosa niña adornada de olivo
que transmites la paz a plenitud!

¡Palestina, Palestina!
¡bendito sea el vientre que te parió!
y mañana serás una guerrera
que lucharás por el amor.

¡Guerrera y valiente!
pues tu rostro es la luz,
que enciendes lo corazones
y las conciencias a cielo azul.

¡Palestina, Palestina!
Hoy canto para ti:
con el alma perfumada
de olivo y de jazmín.

Eres el bello símbolo
cual mensajera de la paz,
por un pueblo que sufre
y no se cansa de luchar.

Cuando ya cesen las guerras
que hay contra ti,
tu digno y heroico pueblo
celebrarán un final feliz.

¡Palestina, Palestina!
heroico nombre llevarás:
serás una hermosa guerrera
que tus armas serán EL AMOR Y LA PAZ.

SIBONEY DEL REY (Autora)
Caracas, 24/05/04.


VERÓNICA
(Poema dedicado a la valiente mujer saharauí)

Verónica fue la manta
que limpió el rostro de Jesucristo.
Cuando ese rostro es hoy,
el sufrimiento de un pueblo marchito,
de un pueblo que le arrancaron la esperanza
y el sentimiento bonito.

Verónica es una mujer
que levantó su rostro,
contra el marroquí maldito.
Ese rostro valiente, digno
y decidido,
es de una mujer que hace la patria,
la flor del saharaui bendito.

Verónica no se deja abofetear,
del marroquí enemigo.
Su rostro es el desafío
de un pueblo que clama justicia,
respeto y dignidad ya mismo.

Verónica es la mujer
que no se hace pisotear de nadie.
Aquella que lucha por su pueblo
levantando su voz,
levantando su puño,
levantando su rostro...
¡Contra el marroquí cobarde y maldito!

Verónica es el pueblo saharauí unido.
Verónica es el amor, hecho un grito.
También es la resistencia en Palestina.
                                          en Irak.
                                          en Afganistán.
                                          en El Líbano.
                                          en Kurdistán...
Porque su solidaridad es hermosa,
que se convierte a cielo limpio,
puro y enternecido.

¡Nunca antes ví una mujer tan guerrera
y desafiante!
¡Sus ojos es el umbral de la esperanza
de un pueblo libre, solidario y unido!
Verónica: ¡Dios te bendiga!
¡eres la alegría del Sahara invicto!                     
Madrugada del día sábado 10/03/07
                                                                                                             SIBONEY DEL REY (Autora)



EL CHE GUEVARA CON ROSTRO Y ALMA DE MUJER


“El Che está presente en todas partes del mundo,
un símbolo de lo mejor del ser humano,
de los sueños, los principios de solidaridad,
el internacionalismo, la honestidad, la generosidad,
el actuar según el mejor análisis alcanzable,
para que se logren la justicia social y la paz mundial”.
(James D. Cockcroft)

Las mujeres de este pueblo,
también somos como el Che:
Rebeldes, guerreras, luchadoras,
solidarias, comprometidas, trabajadoras,
humildes, amorosas...
¡Qué lo damos todo sin nada a cambio!
Damos vida.
Damos  amor.
Damos fuerza.
Damos espíritu...
Por la familia.
Por el colectivo.
Por la justicia.
Por la patria.
Por la paz.
Por la humanidad.
Por el presente.
Por el futuro...

¡Yo soy como el Che!
¡Tu eres como el Che!
¡Ella es como el Che!
¡Nosotras somos como el Che!

Al cargar el fusil sobre la espalda,
y combatir contra las adversidades del tiempo,
es como llevar a nuestras hijas y nuestros hijos
sobre los brazos o tomados de la mano,
y caminar con ellas y con ellos,
por una patria que florece en mil cantos,
en mil poemas,
en mil risas,
en mil lágrimas...
¡Brotados con el verdadero amor de madre!
¡Porque también la patria es madre!
Que combate con justicia, alegría y esmero.
Que combate con las diarias batallas,
por el futuro de nuestro pueblo.
¡Pueblo que es la siembra de hombres y mujeres,
y construyen día a día la solidaridad y el amor!

Las mujeres de este pueblo,
también somos como el Che:
Soñadoras, hermosas, valientes,
corajudas, leales, humildes...
¡que lo damos todo sin nada a cambio!
Cuando somos madres,
trabajadoras,
estudiantes,
artistas,
creyentes,
profesionales...
¡También llevamos por dentro,
la fuerza que llevó el Che!

¡Nuestros pechos amamantan la esperanza,
por un pueblo noble y guerrero!
¡Nuestra sonrisa irradia la luz,
por la justicia e igualdad de género!
¡Nuestro inmenso amor lo abarca todo,
por una patria que nos necesita para luchar!

¡Nos acompaña el Che!
pues también, él lleva alma y rostro de mujer.
Como nosotras,
mujeres de este pueblo,
mujeres para querer.
SIBONEY DEL REY (Autora)
Caracas, domingo 23/09/2007



CULTURA HECHA MUJER

(Poema dedicado a  nuestras mujeres,
quienes con esfuerzo,
abrazamos día a día nuestra cultura nacional)
Sonriéndole a mi cultura
me desperté    con la fuerza de mi madre,
con el sabio consejo de mi padre,
con el beso de mi esposo,
con la ternura de mis hijos.

La cultura la hace una mujer
que es soñadora, entusiasta y compañera.
Que es solidaria, valiente y dispuesta.

Construye la patria con el amor de la poesía.
Amasa con sus manos el porvenir.
Teje los sueños para su colectivo.
Pinta con el sentimiento de la alegría.
Esculpe sus sueños con esfuerzo.
Canta al sol del nuevo día...

Esa es la mujer de la patria de Manuela y Bolívar.
De Juana Azurduy, Negra Matea y Flora Tristán.
De Martí, Maceo y Mariana Grajales.
Del Che Guevara, Josefa Camejo, y Juana La Avanzadora.
De Luisa Cáceres, Zapata y Pancho Villa.
De Sucre, Miranda y Artigas.
De Sandino, Frida Khalo, Mariátegui y Evita.

¡Somos historia!
Nuestros pechos amamantan el presente y el futuro.
¡Somos canto y poesía!
¡Somos cultura hecha mujer!


Caracas, viernes 25 de abril 2008
(Un día como hoy, en el año 1812, El General de los Ejércitos Realistas [Monteverde], es derrocado en San Carlos [Edo. Cojedes], por un ejército de mujeres).
SIBONEY DEL REY
(Autora)



MADRE NUESTRA
Madre nuestra que estás en los cielos,
    en el aire,
    en el fuego,
    en el mar...
¡Madre nuestra que eres nuestra Pachamama,
y nuestra Abya Yala!

Santificado sea tu nombre.
Ven a nosotros tu reino de amor,
  de justicia,
  de lucha,
  de solidaridad,
  de comprensión...

¡Hágase tu voluntad en la vida y en la muerte!
Aliméntanos con el pan de la fraternidad,
                                       de la paz,
                                       de la esperanza,
                                       de la alegría...
¡Perdona nuestras ofensas,
 como también nosotros perdonamos
a quienes nos ofenden!

Ayúdanos si desvanecemos en este largo caminar.
Si cometemos errores.
Si no le damos la mano al camarada y al hermano.
¡Siémbranos esa humildad,
y el inmenso amor de madre que nos das!

¡Qué tu bendición no nos falte!
No permitas que la indiferencia y mala intención,
se apodere de nuestros corazones.

Madre nuestra:
¡Líbranos del mal!
¡Llénanos de victoria,
y lucharemos hasta el final!

Amén.
SIBONEY DEL REY (Autora)
Caracas, sábado 28/06/2008



PREGÚNTALE A UNA MADRE.
PREGÚNTALE A UNA MUJER.


Pregúntale a una mujer iraquí,
el dolor que significa perder a sus hijos, por un proyectil yanki.

Pregúntale a una mujer palestina,
la impotencia  que siente perder su familia, por una bomba israelí.

Pregúntale a una mujer saharaui,
la rabia que carcome su vida, al perder sus hijos a manos del desalmado marroquí.

Pregúntale a una madre africana,
sobre la injusticia y llanto, de ver a sus hijos morir de hambre.

Pregúntale a una mujer kurda,
lo que significa ser madre, al ver morir a sus hijos entre sus brazos.

Pregúntale a una madre de El Líbano,
el horror que siente, perder a su familia entre los escombros.

Pregúntale a una madre afgana,
cuando su corazón estalla en mil pedazos, al estar sin hogar.

Pregúntale a una madre de los Estados Unidos,
lo que siente cuando un hijo pelea en la guerra.
Es una ignorante si te contesta:
¡Mi hijo es un héroe!
O mejor pregúntale:
¿Qué se siente perder un hijo entre la guerra?
SIBONEY DEL REY
Autora

Caracas, 01 de agosto del 2008


 ¿A QUÉ HUELE TU PIEL, MUJER?
La piel de nuestras mujeres
huele a selva,
a llanura,
a cordillera andina,
a mar caribe...
 
La piel de nuestras mujeres
huele a frutas tropicales,
a flores,
a caramelo,
a toronjil,
a azahar....
¡hechas para amar!
 
La piel de nuestras mujeres
Huelen a las amazonas.
Huelen a una combatiente que día a día se levanta temprano,
y ve con optimismo el sol del nuevo día.

La piel de nuestras mujeres
huelen a pueblo alegre, solidario y enternecido.
Cuando construimos la patria que soñamos.
¡Nuestra piel es pura resistencia!
¡Por que la patria es mujer!

Tan sagrada es, que ningún profanador
atacará con injusticias.
¡Ni con la más baja ironía, ni discriminación,
podrán saquearnos la dignidad!
 
La piel de nuestras mujeres,
Huele a vida, hecha revolución.
SIBONEY DEL REY (09/10/08)

LA NEGRA SOBEIDA

La Negra Sobeida es  la mejor amiga.
                                   La leal camarada.
                                   La eterna compañera.
                                   La guerrera del barrio.
                                   La heroína anónima...

Con sus lágrimas pinta sueños.
Con su risa, la esperanza.
En su pobreza, encontré la mejor riqueza:
El premio por su solidaridad.
Podrá quitarse el pan de la boca,
para dárselo al desvalido o al hambriento.
Te brinda su hombro fraterno,
para sentir tus tristezas.

¡Quién tuviera una amiga
como la Negra Sobeida!

Sus palabras resuenan como balas,
cuando habla con verdades.
Es enemiga de la hipocresía,
de la injusticia, de las maldades...

“¡Para que le hagan daño a un camarada,
o a una hermana,
tendrán que hacérmelo a mí también!”.
Así lo dice Sobeida,
cuando defiende las causas justas de sus semejantes.

Sobeida fue padre y madre.
Le arrebataron sus muñecas,
porque vivió la maternidad muy temprano:
Nunca conoció la risa,
ni un carrusel,
ni el juego de ser una hermosa reina.

¡Le arrancaron su inocencia,
y la flor de sus labios!
Fueron cuatro retoños,
que la vida le dio,
llenándola de desafíos, de alegrías y de lágrimas.

Bendiciones nunca le faltaron,
porque su madre, siempre estuvo a su lado.
Entre la paz y la guerra,
entre la risa y el llanto...
Su madre Consuelo, nunca la abandonó.

Verle sus ojos,
Es mirar el lucero de una eterna noche.
¡De esas noches mágicas!
¡De esas noches soñadoras!

A la Negra Sobeida,
le parten el alma a pedazos
cuando juegan con su humildad,
con su amor, con sus esperanzas...
¡Malvados hombres
que nunca valoran su dignidad!

Sueña con un mundo de justicias,
y de luchas persistentes...
El amor por la familia,
por su colectivo,
por la Patria,
por los sueños...
¡Donde nunca se vea el sufrimiento hacia una mujer!

Si ves por estos pueblos,
a la Negra Sobeida,
cántale una canción,
recítale un poema,
regálale una flor...
Te darás cuenta
que la lucha de las mujeres,
es la bandera del amor y de la justicia,
que por el cielo ondearás.
SIBONEY DEL REY (Autora)
Caracas, 20/06/09
LAYLA, MI HERMANA AFGANA

A Layla la conocí en un reportaje sobre las guerras de Afganistán.
Su caso me impactó tanto,
porque nació la misma fecha y año como yo.

Layla fue la hija mayor de cinco hermanos,
y nunca pudo ir a al escuela.
A su padre y sus hermanos,
los bombardearon en la guerra.
Mientras su madre,
murió agonizando, sin ver la paz.

Layla soñaba con aprender
a leer y escribir,
para enseñarle a sus hermanitos.
Soñaba con ver el mundo de colores,
de risas,
de amores,
de cantos,
de flores...
Y al ver en su pueblo,
el horror con cara de muerte
que les asechan a diario,
matan a víctimas inocentes,
como lo hicieron con sus padres y hermanos.

¡Layla, mi hermana afgana!
Así quise llamarla.
Sufría el horror de la guerra,
la injusticia, y la cruel miseria.

El talibán le arrancó el derecho
de aprender en la escuela.
De soñar quizás, con ser maestra.
De ser mujer de mil batallas...

Toda su familia está muerta,
y Layla, le amputaron sus piernas.
En las calles del desamparo,
sus últimos momentos de vida, le quedan.

Nunca conoció el amor,
ni la ternura de un beso.
Su dolor se hace solidario,
al igual que otras mujeres
que ocultan sus miedos,
sus horrores,
sus pesadillas...
detrás de las burkas.

Hoy cumplo 33 años,
y celebro con mi gente,
un año más de mi vida.
Quizás mi hermana afgana,
habrá muerto,
entre ráfagas de balas,
o bombas asesinas (made in USA),
que llegan del imperio.

Si algún día muero,
bailaré con la alegría
para abrazar lo eterno.
¡Junto a mi hermana Layla,
compartiré lo infinito del cielo!
SIBONEY DEL REY
(Autora)
Maracay (Edo. Aragua). 11-07-09



UN POEMA PARA MERCEDES
“Ella es la negra buena
y la madre cantora
y la voz transhumante
de la Argentina que llora”.
.
[Fragmento de “Canción para Mercedes”,
de Alí Primera-Cantautor Venezolano]
¡Cabalga por el inmenso cielo
en el lomo del Unicornio Azul!
¡Ahí va Mercedes por la conquista de la gloria,
la alegría, y la eterna victoria!

Cantos,

poemas,
flores,
y luces de mil colores,
la reciben junto a Violeta Parra,
Víctor Jara,
Pablo Neruda,
Alí Primera,
Roque Dalton,
Mario Benedetti,
Carlos Puebla,
Atahualpa Yupanqui,
El Indio Araucano,
El Legendario Grupo Madera…

Con gritos de justicia,

y en honor a la memoria de aquellos mártires, y heroínas,
que dieron su vida al defender su patria,
con dignidad y esmero.

¡La Negra Mercedes

con su voz impactante y tierna,
trascendió por las fronteras de un mundo
que soñaba la unidad y el despertar de la patria buena!

Todos los afrodescendientes,

e indios de mi pueblo,
cantan y danzan,
para que tengas descanso eterno.

Tu voz se extienda en las multitudes,

a quienes sembramos la flor de la justicia,
de la esperanza,
y de la paz,
¡que por siempre brillan!

Un batallón de mujeres

que jamás olvidan sus muertos y desaparecidos.
¡Esas son las Madres de Plaza de Mayo!
Con su firmeza, irán siempre contigo.

Mercedes:

Eres La Negra buena
de la patria cantora,
la voz solidaria de los pueblos,
que lloran por sus desgracias afrentosas.
Cuando las garras del imperio,

no dejan que un grito justiciero y valiente,
hagan defender los derechos
de sus hombres y mujeres.

Mercedes:

¡Tu canto prevalecerá en millones de seres,
Hasta la victoria siempre!

[Poema hecho por Carretera vía al Estado Lara.-Venezuela. Madrugada del 05/10/09]

SIBONEY DEL REY (Autora)
LA PROSTITUTA DEL SHOW

Veo a una prostituta que hace de cantante,
de poeta,
de actriz,
de modelo,
de malabarista…

Exhibe sus impactantes pechos de silicona,
para sacarle provecho a su cuerpo.
Y va cual voluptuosa figura,
por los escenarios de la vida y del misterio.

Su show es abierto,
a cualquier función,
a cualquier hora,
a cualquier precio…

Las mujeres que la observan
sienten rechazo y asco,
al ver su estilo tan extravagante,
indecente y grosero.

La prostituta del show,
hace alarde con su humillado cuerpo,
que ha sido manoseado por cientos de hombres,
ahogados por la más baja y sucia palabra,
por el alcohol,
por el cigarro,
por el sadismo…

Con tan solo disfrutar sus pechos
que exhibe en su show,
lleva lo que consigue a su boca,
y alimentar a sus tres perros,
y a sus dos gatos,
porque no tiene hijos.
¿Qué más hijos como ellos?

Nadie sabe si tiene moral,
si tiene espíritu,
si tiene alegría,
si tiene lágrimas…
¿Qué prostituta lleva su dignidad por delante?
No quisiera verla nunca a mi lado.

¡Si ella entendiera,
que como mujer,
tiene que darse una oportunidad,
para empezar de nuevo!

Si tu vida es un asco,
es un error…
busca ayuda o una mano amiga,
quien te comprenderá mejor.

Quizás tu show será de conciencia,
de respeto,
de valor por la vida,
de justicia,
de luchas,
de bellos sueños…

Si cultivas esos frutos,
serás una ciudadana
transformada en una mujer nueva,
junto a la sociedad que te espera.
SIBONEY DEL REY
(Autora)
Caracas, 18/10/09

LA PAYASA REINA

Veo una payasa parada frente al semáforo,
Regalando risas, caramelos, y flores a los transeúntes.

Hay quienes la miran de arriba a abajo.
Unos, la critican.
Otros, simpatizan con ella por su gesto.

Trajeada de caras felices,
y con una corona en mano que se lee: “SOY LA PAYASA REINA,
va exclamando a los peatones y conductores:
¡Sea feliz, y viva su vida
con una sonrisa a sol radiante!
¡Sea feliz, y verás que Dios te bendiga!
¡Sea feliz junto a la familia y con los amigos!
¡Ante las dificultades, sonría y verás que la vida cambiará!

Aún quienes cruzan la calle,
la ignoran.
Otros, como los poetas,
los pintores,
los artesanos,
los cantores,
los humoristas…
¡Ríen junto a ella!

Los eternos jóvenes,
los niños,
hacen gracias con la Payasa Reina.

Los empleados públicos de los Ministerios y de los Bancos,
los barrenderos,
los  kiosqueros…
¡Ríen con ella!

El vendedor de café,
al recibir una flor de sus cándidas manos,
le obsequia con la dulzura de la vida,
un exquisito café caliente.
Los indigentes le regalan risas.
Otros, la insultan.
La policía y los fiscales de tránsito,
la respetan.

El poder de la alegría que tiene la Payasa Reina,
es invencible,
que transforma a la ciudadanía,
en portadores de la paz y de bellos sueños.
SIBONEY DEL REY
(Autora)
Caracas, 08/02/10





LA MANUELA DEL SIGLO XXI



Con la manera más despectiva,
hay quienes se dan la tarea de denigrar el nombre de Manuela Sáenz,
como: "La Amante de El Libertador".
Jamás reconocerán el espíritu libertario y luchador,
de esta insigne mujer,
que forjó en tiempos de la independencia de nuestros pueblos,
al lado de Bolívar,
de Sucre,
y de otros héroes
y heroínas de la independencia.

En Manuela Sáenz,
sigue vigente su ejemplo de amor y dignidad patria.
Ella misma, se mantuvo alerta con el Ejército Libertador,
sobre los planes desestabilizadores y de traición,
que venían cocinando Páez y Santander,
para destruir el sueño bolivariano,
el sueño de integración y de paz.
Ellos mismos, disfrazados de patriotas,
de héroes,
de combatientes...
y su compromiso de ser vende-patrias y pitiyanquis,
desterraron a Bolívar y a Manuela.

¡Aún siguen presentes esos Páez y Santanderes!
Son los enemigos del legado de Bolívar y Manuela.
Son esos que cooperan con el imperio yanqui.
Venden la riqueza y la dignidad de sus pueblos.
Hablan en nombre de la democracia y la libertad.
Son los primeros que asesinan y dejan de morir de hambre a sus pueblos.
Son esos que apoyan golpes de estados...

A esos Páez y Santanderes,
les conviene que el pueblo se hunda en la ignorancia,
en la droga,
en la pobreza...
y jamás cooperarán con la unidad,
la solidaridad,
la paz...
Ni mucho menos,
querrán que el ejemplo de justicia y heroicidad,
que nos deja Bolívar y Manuela, triunfe.
¡Hasta pactaron con el mismo diablo.
Con el Tío Sam!
¡Destructores de la humanidad!

Los Páez y Santanderes de ahora,
querrán hundirnos,
despreciarnos,
humillarnos...
pero su desprecio y burla  quedarán añicos,
cuando las mujeres del siglo XXI,
defendamos y rescatamos el sueño de Bolívar y Manuela.
¡Así triunfa la libertad y el amor por América Latina y Caribeña!
¡Así triunfa la paz y la unidad por los pueblos del mundo!

En el florecer del siglo XXI, despiertan los pueblos.
Despierta el sueño de nuestros libertadores.
¡También despierta Manuela y se hace presente!
En el rostro de la campesina que defiende el derecho a la tierra.
En el rostro de la indígena que levanta su voz y construye su patria.
En el rostro de la afrodescendiente donde su ejemplo es un digno compromiso por la vida.
En el rostro de niñas y niños que sueñan con una patria hermosa.
En el rostro de la juventud, que despierta una sociedad con justicia y amante de la paz.
En el rostro de las trabajadoras,
de las estudiantes,
de las artistas,
de las poetas,
de las amas de casa,
de las abuelas,
de las militantes por la paz y la vida...
¡De esas mujeres que día a día,
hacen de su lucha,
una hermosa bendición para traer el bienestar a sus pueblos!
¡Jamás vamos a permitir que profanen el sueño de Bolívar y Manuela,
en la hora que despiertan los pueblos!

Manuela nos acompaña en nuestras luchas.
Jamás nos daremos por vencidas.
La verdadera revolución de un pueblo,
se construye con mujeres valientes y comprometidas,
amantes del amor y de la libertad,
como lo fue Manuela.

¡La Manuela del Siglo XXI, somos las mujeres que construimos patria!

Caracas, 01 de julio de 2010.




LA INDIA Y LA NEGRA QUE LLEVO POR DENTRO

La india y la negra que llevo por dentro,
hacen de mi sangre fuego,
de mi sentimiento,
un grito rebelde y justiciero.

Me llena con aromas de amaranto,
de azahar,
de cacao,
de café,
de canela,
de caña dulce,
de maíz…
¡Porque despierto la vida cuando es delicia de verdad!

¡Soy hija de la tierra!
¡Soy hija de la noche!
¡Soy hija de la luna y del sol!
Guardo junto a ellos infinitos secretos,
al sentirme libre como el viento.

La india y la negra que llevo por dentro,
hacen de mi canto,
una hermosa resistencia.
Hacen de mi poesía,
mil batallas que nunca terminan.
Hacen de mi cuerpo,
la más perfecta obra de arte.
Hace de mi alabanza,
una bendición de los dioses.

Cuando siento que retumban los tambores,
encienden mi espíritu libertario,
mi fuerza,
mi batalla,
mi sueño,
mi alegría,
mi encanto…
que me dieron mis ancestros.
¡Y por eso tengo la india y la negra que llevo por dentro!


Orgullosa es la raza,
cuando se lleva con dignidad y esmero,
con identidad y  respeto.
¡Así muera blanca
también tengo la india y la negra que llevo por dentro!
SIBONEY DEL REY (Autora)
Caracas, 11/09/2010.




LA PERIODISTA VALIENTE

Poema dedicado a: Wendy Olivo
Mi hermana morocha, mi hermana de luchas y de bellos sueños.

En honor a abril,
te saludo  Wendy y  te llamo "Periodista Valiente".
Enfrentaste a los represores del 11
con tu sagrado lente,
camuflada entre moscas y basura,
salvándote de la muerte.

Transmitiste las imágenes
cuando atacaban a hombres y mujeres
al defender su revolución latente,
con sus lágrimas, sudor y sangre.

¡Dios es un Comandante
que te socorrió de esos criminales!
Tu acción se convirtió en un heroísmo,
cuando hacías tu trabajo con la dignidad de frente.

¡Periodista Valiente!
¡Es un honor así llamarte!
Este pueblo armado en alegría
en paz,
en luchas,
en bellos sueños,
en despertares...
han de admirarte por siempre.


Cuando viviste en Honduras
Camarada Wendy
el horror de la represión hacia un pueblo indefenso,
arriesgaste tu vida,
con tan sólo llevar el espíritu de Bolívar,
junto a tu cámara y reportaje de frente.

¡Dios es un Comandante
que te socorrió de esos criminales!
Tu profesión es combativa,
cuando transmites al mundo la realidad viva.

Los que venden su alma al diabólico imperio,
su propia rabia los destruyen,
porque tu lucha es invencible.

¡Mi periodista valiente!
Dios y la revolución
te bendigan eternamente,
y quienes sigan tu ejemplo,
harán del periodismo
una profesión firme, digna y decente.
SIBONEY DEL REY
Autora
(Caracas, 01 de abril de 2011)


TU NOMBRE ES LIBIA
Libia se llama mi madre.
                     mi hermana.
                     mi amiga.
                     mi camarada.

Libia se llama mi abuela.
                     mi maestra.
                     mi compañera...
                     ¡hasta una patria entera!

¡Libia! ¡Libia!
El enemigo no perdona, cuando eres madre y pueblo.
Cuando arrebatan tus tierras,
bombardean tus ciudades,
masacran tus hijos,
pisotean tu dignidad...

¡Libia! ¡Libia!
¡El enemigo es el diablo, transformado en imperio!
Aquel que se ríe del llanto de tus hijos,
de la miseria de tus hombres y mujeres.
Es el mismo diablo yanqui,
depravado, criminal y maligno entre los primeros.

Ese decía ser tu amigo.
Se multiplicó en muchos amigos,
que no quiero nombrarlos.
Pero hoy masacran a tu pueblo
como masacran en Palestina,
Irak,
Afganistán,
Sahara Occidental,
Yemén,
Bahrein,
Egipto....

Si nuestras madres,
hermanas,
amigas,
camaradas,
abuelas,
maestras,
compañeras...
llamadas Libia,
vivieran en Libia,
el enemigo las desaparece
por defender su dignidad primero
como luchadoras de un pueblo.
¡Su heroísmo las hacen grandes,
que si estamos vivas seguiremos su ejemplo!

Doy gracias a Dios,
que ellas están aquí conmigo,
construyendo la patria que sueño,
y al unir nuestras luchas,
nos hacemos solidarias con tu pueblo.

¡Libia! ¡Libia!
Serás una patria entera
que se negará a morir.
Si Dios existe,
combatirá frente al diablo,
a devolverte alegría y bienestar.

¡Libia! ¡Libia!
Con el verde de tu bandera,
lloverá sobre ti la paz.

SIBONEY DEL REY
(Autora)


Caracas, 13 de abril de 2011.